El lobby influyó para detener las sanciones petroleras a Venezuela

Aunque el presidente Trump anunció "fuertes y prontas" acciones económicas, si hubiese Constituyente, éstas no se han aprobado

Publicado en: Mundo, Lo + Relevante

Compartir este artículo

En épocas de crisis severa, particularmente en lo político, se hace más valioso  que nunca para los gobiernos tener quien hablé por ellos ante representantes de los organismos públicos de los Estados Unidos.

Y eso está ocurriendo ahora mismo, cuando el gobierno del presidente Maduro, a través de Citgo, está pagando unos 25 mil dólares mensuales a una firma de “lobbystas” que fue creada por Corey Lewandowski, quien fuera el gerente de la campaña electoral de Donald Trump a la Presidencia de los Estados Unidos.

La empresa es Avenue Strategies y fue creada después de las votaciones presidenciales de 8 de noviembre. Aunque Corey Lewandowski asegura que se ha desvinculado de esa firma, hay hechos que sugieren que Trump fue tentado a sancionar al petróleo venezolano pero se detuvo en el camino.

¿Ha sido eso consecuencia de la acción de estos lobbystas influyentes, que venden expresamente la facilidad de su acceso al Presidente y vicepresidente de los Estados Unidos? ¿O ha sido sencillamente la fortaleza de los argumentos de gente del petróleo de EE UU, y casi una decena de congresistas quienes se han dirigido a Trump pidiendo no aplicar sanciones petroleras a Venezuela?

 Desde que asumió Donald Trump la Presidencia, Venezuela ha invertido al menos 1,3 millones de dólares en lobbystas de Washington, a través de Citgo, según reportó el Miami Herald.

“Fuertes y prontas” acciones económicas

Cierto es que el 17 de julio pasado, el presidente Trump anunció oficialmente que si se elegía la Asamblea Constituyente, él no se quedaría tranquilo y aplicaría a Venezuela “fuertes y prontas acciones económicas”. Al día siguiente, un vocero gubernamental anunció que EE UU podría suspender la compra de crudo a Venezuela, y que eso, entre otras medidas, estaba en la mesa de discusión.

Venezuela paga lobby en los Estados Unidos. El lobbysta es un grupo de presión formado por personas con capacidad para sugerir o presionar sobre un gobierno o una empresa, especialmente en lo relativo a las decisiones políticas y económicas, señala el concepto.

Hasta ahora, ninguna de las sanciones adoptadas por el gobierno de Trump ha sido contra el sector petrolero el país, sino contra individuos, alegando la violación de derechos humanos, corrupción y violaciones a la democracia.

 Los fabricantes estadounidenses de combustible y petroquímica (AFPM por sus siglas en inglés) iniciaron un debate interno a comienzos del mes de julio para presentar a Trump una carta alertando sobre la inconveniencia de aplicar sanciones petroleras a Venezuela. Esa carta se hizo realidad el día 27 de julio.

No mencionaba a Citgo sino a los productores norteamericanos y los perjuicios para la población y el negocio petrolero.

Otros también en la Casa Blanca

AFPM se manifestó de acuerdo con la intención gubernamental de la Casa Blanca de llevar estabilidad a Venezuela, pero señalan que “las sanciones sectoriales desestabilizarán el mercado petrolero”.

A mediados de julio, voceros gubernamentales referían la posibilidad de impactar el petróleo venezolano y admitían que eso también traería consecuencias a EE UU.

 AFPM no fue el único que en julio llegó hasta la Casa Blanca para hablar contra las sanciones al petróleo venezolano. También lo hizo un grupo de congresistas de la cámara de representantes de estados petroleros, como Texas y Loussiana. Randy Weber (Rep-Texas), John Culberson (Rep-Texas), Clay Higgis (Rep-Loussiana), Peter Olson (RepTexas), Steve Palazzo (Rep-Mississippi) y Gene Green (Dem-Texas).

Ellos también refieren en su misiva a Trump la situación política en Venezuela:

“Al formular una respuesta, apropiada, creemos que es vital reconocer el papel del sector de refinación estadounidense a nuestro interés nacional y económico”

Jhon Cornyn, Bill Cassidy, Thad Cochran y Roger Wicker, senadores de estados petroleros de Loussiana, Mississippi y Texas, también se acaban de dirigir a Trump esta semana para destacar similares argumentos que los representantes:

"Nos preocupa que las sanciones unilaterales puedan perjudicar la economía estadounidense, perjudicar la competitividad global de nuestros negocios y aumentar los costos para nuestros consumidores", escribieron los senadores. "Es fundamental considerar el papel que desempeñan la industria energética y el sector de refinación en nuestro interés económico y de seguridad nacional"

 Entre estos dos grupos de congresistas hay republicanos y demócratas. Los contratantes de lobbysmo, como Citgo, suelen tomar en cuenta esta realidad del bipartidismo de EE UU. Su anterior lobbysta fue VantageKnight, una firma iniciada por el estratega y abogado demócrata Manuel Ortiz, que gastó $ 540.000 en nombre de Citgo para ejercer presión sobre el "impacto potencial de las restricciones de la energía y la política exterior de Estados Unidos sobre las operaciones y valoración de activos de CITGO Petroleum Corporation". 2017, según reportó el Miami Herald.

Pero ahora el nuevo lobbysta está enlazado con el partido Republicano y directamente con el Presidente Trump. Avenue Strategies, que trabaja también para la embajada de Catar, se sugiere como el puente, aunque el exgerente de campaña de Trump, Corey Lewandowski, ha negado que esté aun relacionado con esa empresa y que es un señor de nombre Barry Bennett, quien lleva el negocio. Esto pudo ser constatado por el periodista en los archivos de la página Fara.gov consultados.

 Citgo es tema de alta política de Estado                    

La cuestión se complica aun más porque el punto es que Citgo se ha convertido en un tema de alta política de estado para Donald Trump.

Se habla de una negociación entre la petrolera rusa Rofnet y Citgo por préstamo a Venezuela de $1.500 millones y la garantía de 49,9% de las acciones de la empresa venezolana. El Senado de los Estados Unidos acaba de aplicar sanciones también a Rusia, con las cuales Trump manifestó desacuerdo aunque admitió que las relaciones con ese país están en su momento más bajo.

Parlamentarios norteamericanos han asomado el riesgo de que Rusia, a través de Citgo, pueda ganar control o influencia en sectores estratégicos para los Estados Unidos, como los petroleros de la Costa Este.

Mientras tanto, en este complicado panorama, las sanciones petroleras a Venezuela son un tema que se presenta cada vez más distante.

Etiquetas: Corey Lewandowski, lobby, Citgo

Compartir este artículo

Comentarios

Reciba nuestro resumen diario de las noticias más relevantes.

Close