¿En serio, Presidente?

El hombre que ejerce el cargo más importante del País, no sabe la grave crisis que tiene a Venezuela al borde del colapso

Publicado en: Opinión

Por:
Elizabeth Camino

Periodista. Locutora, conductora general del programa Por Amor Al Arte.

Compartir este artículo

Entonces, ¿de qué se ocupa Maduro, cómo justifica su ignorancia y falta de atención a las responsabilidades que tan alto cargo implica? Posiblemente Maduro justifica sus actividades como primera autoridad animando programas de radio, encadenando cuando se le antoja, falseando las cifras de viviendas entregadas, contando anécdotas de su “sacrificada” vida como un obrero chofer del Metro de Caracas, o celebrando las auyamas que ‘Cilita’ siembra en su huerto para preparar su “cremita”. Que decadencia tan grande. Así gobierna Maduro a más de treinta millones de venezolanos.

Sentado cómodamente en un corredor del Palacio de Miraflores, pasado de peso, luciendo atuendos de estilo militar, rodeado de incondicionales funcionarios con caras de regocijo y satisfacción por el “deber” cumplido, Maduro nos cuenta una historia de un país que no es el nuestro. Tiene para todo una respuesta, una excusa para defender la torpeza de sus colaboradores y la falta de autoridad para exigir que alguna vez en la vida los ineptos funcionarios cumplan su deber, se ocupen de resolver los urgentes problemas del pueblo y justifiquen lo bien remunerado que están y la buena vida, gracias al comandante “eterno”, padre de la revolución y hacedor de esta desgracia disfrazada de socialismo.

Una de esas tardes de cuentos y mentiras, en una larga cadena de radio y televisión, junto a una supuesta multitud que grita y aplaude, pero que en realidad son las mismas caras, los mismos seres que trasladan de un lugar a otro, porque Maduro ya no convoca a nadie; no hay quien aguante tanta oferta engañosa. El cuento de las casas y apartamentos está al descubierto, solo los incautos creen que las viviendas que muestran bien equipadas son adjudicadas de manera justa y con los documentos de propiedad. Es un préstamo, y si el “propietario” del inmueble se le ocurre hablar mal de Chávez, por ejemplo hasta ese día tienen casa. En esa ocasión, desobedeciendo la orden de: “no hablar de más y mucho menos estar con la pedidera, los papelitos y reclamar. Hay que darle gracias al compañero Presidente y estar agradecidos por todos los favores que les da”, es el guion que debe aprender la persona seleccionada para hablar con el comandante en jefe.

Así fue seleccionada una jovencita liceista revolucionaria para que contará a Maduro lo agradecida que estaba por tener un lugar decente y grato para  estudiar su bachillerato, solo posible en revolución. Confiados los adulantes funcionarios dan el micrófono a chica aleccionada para celebrar la bondad del mandatario. Y fue entonces que la joven, con voz firme, sin titubeos ni miedo le ha dicho en vivo y directo a Maduro las terribles condiciones en las cuales se encuentra su centro de estudio, el abandono y la desidia, la falta de interés a las cartas y reclamos enviadas a los tantos funcionarios que han pasado por el organismo encargado de  la educación secundaria sin obtener ninguna respuesta:

“Presidente el techo del liceo se está cayendo. No tenemos suficientes pupitres. Nos quitaron hace dos años la comida y algunos alumnos se desmayan por falta de alimentos”

Denunció la joven, ‘y ustedes ¿qué han hecho?’ pregunta Maduro: “presidente mandar cartas, pedir citas, pero no tenemos respuestas”, y Maduro responde: “entonces, salgan a a la calle, a la batalla… tenía que venir aquí para enterarme de esto”.

¿En serio Presidente? Entonces usted no está al tanto del caos que viven los venezolanos, la grave crisis propiciada por el error de imponer un sistema caduco, perverso, que ha llevado a la ruina el País, ¿lo ignora usted Presidente? Cómo puede Usted seguir al frente de su cargo si no es capaz de resolver los problemas más sentidos de la población, si desconoce la realidad y la magnitud de tal desastre cuyos únicos responsables son el “inmortal” comandante y usted como su heredero. Ante semejante confesión y por el bien de los más de treinta millones de venezolanos, en vista del “éxito” obtenido, renuncie

Presidente, o tiene planes de emular a Cuba o Nicaragua en su empeño de seguir gobernando, con la complicidad del CNE y el Tribunal Supremo de Justicia, sus cómplices y bufete particular. ¿Tiene planes presidente de eliminar los partidos de oposición y hacer elecciones con tan solo el Psuv? ¿En serio, Presidente?

AVISO LEGAL

NOTIMINUTO SE EXIME DE RESPONSABILIDAD ALGUNA POR LAS PALABRAS, EXPRESIONES, OPINIONES Y COMENTARIOS CONTENIDOS EN ESTE ARTICULO.

Etiquetas: Crisis, Elizabeth Camino, Nicolas Maduro, Opinión, Notiminuto

Compartir este artículo

Comentarios

Reciba nuestro resumen diario de las noticias más relevantes.

Close