La MUD: Entre el camino y el barranco

Promover la declaración de abandono del cargo por parte del Presidente es de dudosa constitucionalidad

Publicado en: Opinión

Por:
Vladimir Villegas

Periodista. Conductor del programa Vladimir a la 1.

Compartir este artículo

 La coalición opositora venezolana se denomina Mesa de la Unidad Democrática (MUD). Una mesa es un espacio en torno al cual un grupo de personas se sienta para comer, compartir, tomarse algo, e incluso para hablar de política e impulsar iniciativas concretas. Si se trata de una mesa de unidad es porque el objetivo es unificar a la mayor cantidad de factores en torno a una idea . Y si lleva además el apellido de democrática es porque sus decisiones nacen en un espíritu de discusión abierta, libre e incluyente.
      Hoy, a la luz de lo que está pasando en su seno, esa coalición tiene serios problemas de identidad, porque sus prácticas para la toma de decisiones van reñidas con su denominación, y eso por supuesto hace peligrar la existencia de la Mesa en cuestión.
       A propósito de la iniciativa de varios factores opositores  de promover la declaración de abandono del cargo por parte del Presidente de la República, han aflorado nuevamente en la Mesa de la Unidad Democrática las contradicciones derivadas no solo de diferentes enfoques sino de la falta de discusión interna. Factores como La Causa R y Avanzada Progresista, por citar los dos que han hecho observaciones públicas a la propuesta  del nuevo presidente de la Asamblea Nacional, Julio Borges,  dudan de la efectividad de esa declaratoria de abandono del cargo. Y al exponer al aire libre sus diferencias dejan al desnudo una de las más peligrosas debilidades de la alianza opositora : su falta de cohesión y de coherencia, frente a un adversario que ha sabido jugar, apelando a lo que está dentro y, más aún a lo que está fuera del librito .
      Hacerle caso a las voces radicales que dominan, más por su estridencia que por su cantidad, las redes sociales, e ignorar, o como se dice ahora "baypasear " a aliados internos, es una muestra de los caminos que aun faltan por transitar en la MUD. La desesperación en política termina siendo mala consejera, sobre todo si atiende, más que al instinto, a la creencia de que se puede recuperar con decisiones audaces, ayunas de maduración en el ámbito natural de debate, espacios perdidos como consecuencia, entre algunos factores, de otras decisiones también adoptadas al calor de la emocionalidad que prevalece, por ejemplo, en una tarima.
       Es increíble que a estas alturas de la crisis política existente en Venezuela la dirigencia opositora siga padeciendo serios problemas de funcionamiento y toma de decisiones. Mientras sus mecanismos no garanticen acuerdos nacidos de amplias consultas y de un escenario de serenidad, lo mas probable es que se reproduzcan momentos ya vividos en los cuales el resultado no fue otro que derrotas altamente costosas.
     Y en cuanto a decisiones, esa de promover la declaración de abandono del cargo por parte del Presidente es de dudosa constitucionalidad, y más que eso, de casi imposible aplicación. Va a conducir, salvo un milagro, a una frustración de las mayorías descontentas con el gobierno, sean chavistas, opositores radicales , ni ni o seguidores de lo que decida la MUD. Correr ese riesgo tan grande luego de un año en el cual se desvanecieron prácticamente todas las iniciativas opositoras, gracias a sus propios errores y principalmente al juego cerrado entre el gobierno y otros poderes públicos, luce cualquier cosa menos razonable.  Ese es un asunto interno de la MUD, es cierto, pero indudablemente va a impactar en la vida de los ciudadanos.
      A todas estas, no dejamos de preguntarnos donde quedan los problemas de la gente, la inflación, el,hambre, la caída en la calidad de vida, la crisis de abastecimiento de medicinas y alimentos . Y donde queda además la iniciativa de presionar por elecciones de gobernadores, en las cuales, si no siguen los errores, la oposición organizada en torno a la MUD debería ganar  en la mayoría de las regiones.
       La MUD nuevamente se enfrenta a un momento crucial. ¿Tendrán sus dirigentes la claridad suficiente para distinguir el camino del barranco?

AVISO LEGAL

NOTIMINUTO SE EXIME DE RESPONSABILIDAD ALGUNA POR LAS PALABRAS, EXPRESIONES, OPINIONES Y COMENTARIOS CONTENIDOS EN ESTE ARTICULO.

Etiquetas: Abandono del cargo, Mesa de UNidad Democrática, Asamblea Nacional

Compartir este artículo

Comentarios

Reciba nuestro resumen diario de las noticias más relevantes.

Close